//
you're reading...

En Espanol

Gracias Océano: El agradecimiento de los escritores y esta traductora

Translated by Sandra Schleier, Original Post by Rebecca Flynn

Atardecer en el Golfo de Mejico desde la Playa Bunche, Fort Myers. Fotografia tomada por Rebecca Flynn. No usar fotografía sin permiso de la dueña.

Atardecer en el Golfo de Méjico desde la Playa Bunche, Fort Myers. Fotografia tomada por Rebecca Flynn. No usar fotografía sin permiso de la dueña.

Este es el fin de semana de Acción de Gracia, pero pienso que el espíritu de agradecimiento debe mantenerse vivo y muchos de mis colegas aquí en Oceanbites están de acuerdo. Esta semana escuchamos las razones para ser agradecidos hacia al océano de Megan, La travesía conectada al océano de Dina, la búsqueda de una contestación profunda de por qué ser agradecido hacia el océano de Eric y el artículo de gratitud de Ana.

Muchos de los escritores y esta servidora queríamos compartir nuestro agradecimiento hacia el océano. Algunos con palabras poéticas y otros con palabras pragmáticas, pero todos hablamos de un lugar personal. El agradecimiento que sentimos hacia el océano nos une a todos – no solo a los escritores sino a todos nosotros humanos. Los siguientes escritores y yo compartimos nuestras palabras con Rebecca y ahora ella te las pasa a ti. El océano parece ser nuestra Fuente de motivación personal e inspiración mientras también nos proveen con oportunidades de recreación y exploración. Reconocemos su importancia en moldeando nuestro clima y supliendo nuestra comida. Nos proveen con un sentido de maravilla y admiración, nos calma a un estado de tranquilidad y nos hace humilde.

Fig. 2. Una carrera de bote de vela en Sydney Harbour, Australia. Fuente: Wikimedia Commons

Fig. 2. Una carrera de bote de vela en Sydney Harbour, Australia. Fuente: Wikimedia Commons

Gordon Ober

  1. empleo :)
  2. Muchas veces sentimos que todo en el planeta se ha visto o ha sido explorado. El fondo del océano sigue siendo un misterio para todos nosotros y nos provee una frontera que aún podemos explorar.
  3. Absorbe nuestro carbón.
  4. Nos trae nuestro clima.
  5. Un recurso gratis de gozo humano (días de playa, nadar, surfear, pescar, etc.)
Fig. 3. Una colonia de gusanos de tubos alrededor de una apertura hidrotérmica. Fuente: NOAA

Fig. 3. Una colonia de gusanos de tubos alrededor de una apertura hidrotérmica. Fuente: NOAA

Megan Chen

Yo le doy gracias al océano por la pura emoción de la exploración oceánica. Explorar es un impulso innato dentro de nosotros. De ir más allá de lo que conocemos, el retarnos nosotros mismos, el aprender más sobre nuestro planeta y cómo funciona. Somos curiosos y cuando exploramos, tenemos un mayor entendimiento de nuestro lugar y contexto en el mundo. Menos de un 5% del océano se ha explorado, por ende, es una frontera increíblemente emocionante para el descubrimiento científico. Cuando cursaba el sexto grado, vi fotografías de las comunidades de las aperturas hidrotérmicas con majestuosas colonias de gusanos de tubos y cangrejos blancos con aspecto de fantasma. Estas imágenes capturan mi imaginación y aún hoy, ¡siento un cosquilleo cuando pienso en ellas! Años después, luego de haberme graduado con un Bachillerato en Comercio y Finanzas, me sentía perdida y teniendo una crisis a mi cuarto de vida. Regrese a un sentido de admiración, maravilla y Aventura que sentía por la exploración de las profundidades del mar y decido solicitar a un Programa de Maestría relacionado al océano. ¡Desde ese entonces, mi vida no ha sido la misma y estoy sumamente agradecida!

Fig. 4. Los doce apóstoles – Port Campbell National Park Fotografía por Jorge Lascar. Fuente: Flickr

Fig. 4. Los doce apóstoles – Port Campbell National Park Fotografía por Jorge Lascar. Fuente: Flickr

Annie Hartwell

Agradezco que el océano me haga sentir como si pudiera ir a donde yo quisiera en el mundo. Agradezco que el océano siempre está, como una vieja amiga. Ella puede ser tan calmante y relajante pero también puede ser dura y honesta.

Agradezco que el océano es un lugar donde se reúnen los seres queridos.

Agradezco el océano por sus frutos como el sushi, langostas y ostras. Agradezco sus criaturas marinas adorables. Agradezco amaneceres y atardeceres preciosos.

Soy eternamente agradecida al océano porque me da una razón para ser apasionada.

Fig. 5. Mujer sentada en la orilla del mar. Autora: Wendy Hero. Fuente: Pexels

Fig. 5. Mujer sentada en la orilla del mar. Autora: Wendy Hero. Fuente: Pexels

Erin McLean

Soy agradecida al Océano porque me da una razón para levantarme e ir al trabajo todos los días. Como educadora en el acuario, reconozco que no es tan fácil proteger aquello que no conocemos, entonces yo tomo mucho orgullo en traer oportunidades educativas de animales marinos para inspirar futuros líderes en la conservación del océano. En especial durante tiempos de separación, los océanos nos pueden unir – todos dependemos de el para los alimentos, recreación y mucho más importante, el aire que respiramos.

 

Fig. 6. Un niño surfeando. Fuente: Pixabay

Fig. 6. Un niño surfeando. Fuente: Pixabay

Anna Robuck

Aunque puedo exponer porque agradezco el océano en varias páginas, creo que es suficiente decir que personalmente soy agradecida porque llena varios roles en mi vida que ninguna entidad ha podido llenar. Yo derivo mi motivación profesional e inspiración del mar, basada en mi deseo de conservar y entenderlo, al igual que sus criaturas. Yo encuentro serenidad mental y claridad cuando camino en sus márgenes. Yo encuentro compromiso físico y disfrute cuando surfeo o nado en sus playas. Todas estas son reflexiones personales, sin contar el papel gigantesco que juega el océano en proveer alimento y un clima estable para mí y el resto del mundo.

Fig. 7. Solo un paso más. Neonato marino emprendiendo camino hacia el mar. Fuente: Wikimedia Commons

Fig. 7. Solo un paso más. Neonato marino emprendiendo camino hacia el mar. Fuente: Wikimedia Commons

Zak Kerrigan

Un recuerdo terrestre de cuan pequeño somos. Mucho observan los cielos para contemplar nuestro lugar en el universo, pero el océano es una medida tangible y visible de cuan pequeño somos. Nos provee comida. Nos llevan a nuevas tierras. Las olas nos duermen con canto en la noche. La sal se nos ata a la piel dando el olor a verano. Si no le damos amor a nuestro océano, él nos dirá. Las mareas van a subir y la vida/comida será perdida. El océano es quien hace que esto sea un planeta azul y sin él perdemos un pedazo de nosotros. Soy agradecido al océano porque cuando estoy en el océano, todos mis problemas son puestos en una escala y entonces estoy más consciente de que es importante en la vida. 

Fig. 8. Un atardecer en el Pacífico. Fuente: Flickr

Fig. 8. Un atardecer en el Pacífico. Fuente: Flickr

Sandra Schleier

Gracias Océano por tu vastedad y maravillas infinitas, gracias por proveerme un lugar seguro durante mi niñez para compartir con mi familia, gracias por inspirarme a ser una Bióloga Marina enseñándome tus bellos arrecifes de coral y encendiendo mi curiosidad en cómo funcionan las cosas. Gracias por enseñarle a la humanidad humildad y a estar consciente de que compartimos este mundo con otros organismos. Gracias por moldear mi vida y proveerles a los humanos con los alimentos que comemos, el oxígeno que respiramos, el tiempo que jugamos y trabajamos en tus aguas y costas y los beneficios económicos que cosechamos. Eres más que un ecosistema, tú eres vida y un recuerdo e inspiración de explorar esta tierra, gozar de su grandeza y llenar nuestros sueños de vida.

Fig. 9. Rebecca Flynn buceando en BVI. Fotografía por: Dave Gleeson. No usar sin permiso.

Fig. 9. Rebecca Flynn buceando en BVI. Fotografía por: Dave Gleeson. No usar sin permiso.

Rebecca Flynn

Crecí los más lejos del océano que alguien puede estar, en St. Louis, MO. Mi travesía comenzó con amor a las ciencias, algunas visitas a la playa, buceo libre en los cayos y un curso de ecología de los arrecifes de coral durante mi Bachillerato. Luego de la Universidad, realicé unos internados en organizaciones de conservación marina y reconocí que había encontrado mi hogar. La primera vez que participé en buceo, sabía que había tomado la decisión correcta. Agradezco al océano por muchas más razones de lo que puedo mencionar. Algunos de los momentos cuando he estado en mayor paz han sido en la orilla – observando el atardecer o amanecer u observando una Tortuga marina desovar – y bajo el agua – midiendo corales, siguiendo a los peces en las praderas de hierba o contemplando la belleza asombrosa del mar abierto. El océano está atado íntimamente a mi vida profesional, pero también me provee un escape. Estar rodeada por agua me aparta de mis problemas y me da tranquilidad. Mucho de mis mejores pensamientos ocurrieron estando cerca del agua inspirada por su belleza, sonidos y vastedad. Agradezco los hábitats lindos, criaturas fascinantes y recursos naturales que el océano nos brinda. Y finalmente, agradezco el reto que es investigación oceánica y marina. Esto ha inspirado inventos como el buceo y continúa demandando ingenuidad humana para estudiar sus misterios. A un nivel personal, me reta a ser una científica eficiente y meticulosa dado que mi tiempo en las aguas es limitado y son organizadas alrededor de las influencias de las mareas, temporadas, clima etc. Me reta a ser creativa, trabajar fuerte y nunca cesar de ser maravillada.

 

Hola mi nombre es Sandra Schleier. Soy estudiante de maestría en la Universidad de Rhode Island estudiando la restauración de corales en el Caribe. Actualmente soy la traductora del inglés al español de Ocean Bites con la meta de expandir nuestro alcance a los públicos que hablan español. Me encanta bucear, viajar y tomar fotos.

Hello my name is Sandra Schleier. I am a Master’s student at the University of Rhode Island studying coral restoration in the Caribbean. I am currently the english to spanish translator at Ocean Bites with the goal of expanding our reach to a spanish-speaking audience. I love to dive, travel, and take pictures!

Discussion

No comments yet.

Talk to us!

oceanbites photostream

Subscribe to oceanbites

@oceanbites on Twitter