//
you're reading...

En Espanol

El plástico aumenta el riesgo de enfermedades en los corales

Translated by Sandra Schleier, Original Post BY ASHLEY MARRANZINO

El Artículo: Lamb, J. B., Willis, B. L., Fiorenza, E. A., Couch, C. S., Howard, R., Rader, D. N., True, J.D., Kelly, L. A., Ahmad, A., Jompa, J., and Harvell, C.D. (2018). Plastic waste associated with disease on coral reefs. Science, 359: 26–29.

Si acaso no te habías enterado, los arrecifes de coral están en peligro. Estos ecosistemas bellos e importante han estado batallando la acidificación del mar, aumentos en temperaturas y contaminación antropogénica (creada por actividad humana). Estas condiciones estresantes han causado eventos de blanqueamiento masivos, aumentos en enfermedades y pérdidas devastadoras de las poblaciones coralinas a nivel mundial. Esto, no es solo un problema para los turistas quienes buscan bucear en aguas prístinas; los servicios que nos proveen los arrecifes de corales, incluyendo la pesca comercial y la protección costera de huracanes y tormentas, está valorada en $375 billones USD. Ahora los corales se tienen que preocupar por un nuevo problema (Figura 1).

Figura 1: Una bolsa plástica enredada en un coral – imagen de NOAA

No debería cogerte por sorpresa que el plástico está contaminando nuestro océano. Conocemos que el plástico enreda muchos animales, limitando su crecimiento, desarrollo y movimiento, en ocasiones causándoles la muerte. También son un problema para las aves, ballenas, tortugas, plancton y otros animales que terminan consumiendo los plásticos flotantes. Peor aún, los plásticos han demostrado que absorben toxinas y bacterias patogénicas – eaah!! Los corales se han observado ingiriendo pedacitos diminutos de plástico en el pasado. Ahora, esas bacterias patogénicas que están llegando a los arrecifes en el plástico, están afectando los corales y todos los animales que dependen de ellos.

Los científicos de esta investigación querían determinar cuán grande es el problema de la contaminación de plástico para los corales. Entre el 2011 y el 2014, se estudiaron un total de 159 arrecifes de coral alrededor en el Pacifico alrededor de Asia (Figura 2). (Nota Aclaratoria: Esta investigación se llevó a cabo antes del blanqueamiento masivo del 2015). En cada arrecife, los científicos colocaron un transecto de 10-20m. Luego identificaron todas las especies de corales a lo largo del transecto (más grande que 5mm) y documentaron la salud de cada colonia (si estaban saludables o afectadas por una de las 6 enfermedades más grandes) y si había presencia de plástico en la colonia (si estaba enredado o directamente en contacto con el tejido del coral – Figura 1).

Figura 2: El área estudiada está mostrada en el mapa (A). Países individuales y la localización de los arrecifes estudiados están mostradas en cuadros rojos pequeños (B). Los mapas B y C están codificados por color para mostrar la cantidad de plástico encontradas en los arrecifes en el 2010 (B) y estimados a llegar para el 2050 (C). Los azules oscuros indican mayores cantidades de basura plástica. Recurso: Lamb et al., 2018

Los investigadores compararon la prevalencia de enfermedades con la cantidad de plástico presente entre las colonias de corales en las áreas estudiadas. En lugares donde los corales no estaban en contacto con plástico, las probabilidades de enfermedades eran un 4.4%. Sin embargo, cuando los corales se encontraban en contacto con plástico, la probabilidad de contraer una enfermedad aumenta a un 89.1% – ¡2 veces más alto que` cuando no había plástico! No todos los corales se afectaron de la misma manera (Figura 3), aquellos con mayor complejidad estructural (“tabulares” y “ramificados”) fueron 8 veces más probable a estar en contacto con el plástico que aquellos con estructuras menos complejas (“masivos”). Muchos de los corales con estructuras ramificadas fueron mucho más susceptibles a enfermedades en presencia de plástico. Esto puede ser un problema, ya que muchos organismos que dependen de los arrecifes de coral requieren hábitats con estructuras complejas que proveen estos corales. Los científicos aún no tienen claro como el plástico aumenta el riesgo de enfermedades pero piensan que las partículas de plástico le causan daño al tejido del coral y esto permite que entren los patógenos en la columna de agua o en los plásticos entrar directamente al tejido e infectando la colonia.

Figura 3 – No todas las colonias responden de la misma manera a la basura de plástico. La gráfica A muestra que estructuras coralinas son más probables de estar en contacto con el plástico (orden de complejidad de menor a mayor: masivo, ramificado, tabular). La gráfica C muestra como la probabilidad de contraer una enfermedad aumenta para cada tipo de coral. Para comparación, la caja B en la parte izquierda de la gráfica muestra la probabilidad de cada tipo de coral de contractar enfermedad cuando no están expuesto a plástico. Recurso: Lamb et al., 2018

 

Basándose en la cantidad de plástico que los científicos encontraron en contacto directo con los corales, ellos estiman que 11.1 billones de artículos de plástico existen en los arrecifes del Pacífico en el área de Asia solamente. Algunos de los contribuidores más grandes al plástico oceánico no fueron ni cubiertos por estos estudios (China y Singapur), por tanto, este estimado es probable ser muy bajo. Si nosotros no cambiamos nuestros estilos de vida, los investigadores estiman que para el 2015, esto aumentará a 15.7 billones de pedazos de plástico enredándose en los corales de las áreas estudiadas.

Los arrecifes de corales ya se encuentran en peligro dado al cambio climático e impacto antropogénico. De nosotros no resolver el problema de la contaminación de plástico, brotes de enfermedades en los arrecifes continuaran aumentando. Esto es un problema serio para la población humana, sobre 275 millones de personas a escala global, que dependen de los arrecifes coralinos para alimentarse y tener trabajo. Dentro de otros servicios, ellos nos proveen hábitat para las especies de pesca comercial, aumentan el turismo y protegen las costas del embate fuerte de las olas. Necesitamos a los arrecifes de coral y ellos nos necesitan aún más a nosotros.  Podemos trabajar para proteger a estos ecosistemas vulnerables haciendo pequeños cambios en nuestros estilos de vida y rutina diaria que ayudaran a reducir la contaminación de plástico en nuestros océanos. Puedes aprender más de cómo combatir tu adicción al plástico en los enlaces abajo:

 

¿Cuál es tu forma favorita de reducir plástico? ¡¡Déjanos saber abajo en los comentarios!!

Hola mi nombre es Sandra Schleier. Soy graduada de la Universidad de Rhode Island con una Maestría enfocada en la restauración de corales en el Caribe. Actualmente soy la traductora del inglés al español de Ocean Bites con la meta de expandir nuestro alcance a los públicos que hablan español. Me encanta bucear, viajar y tomar fotos.

Hello my name is Sandra Schleier. I am a Master’s graduate from the University of Rhode Island. My research focused on coral restoration in the Caribbean. I am currently the english to spanish translator at Ocean Bites with the goal of expanding our reach to a spanish-speaking audience. I love to dive, travel, and take pictures!

Discussion

No comments yet.

Talk to us!

Subscribe to oceanbites

@oceanbites on Twitter

Oceanbites Photostream